• Cultivar las destrezas básicas del aprendizaje, pensamiento crítico y resolución creativa de problemas.
  • Implementar un currículum coherentemente estructurado, que constituya un permanente desafío y que estimule una constante afición al estudio y a la investigación.
  • Promover el bilingüismo funcional del español e inglés.
  • Desarrollar y practicar habitualmente valores éticos y morales, especialmente la justicia, la responsabilidad, la honestidad y la solidaridad.
  • Propiciar el respeto, la comprensión y la tolerancia a todas las culturas.
  • Impulsar actitudes positivas hacia el trabajo como valor social imponderable y medio dignificante y necesario para el progreso.
  • Ejercitar la responsabilidad cívica en los actos públicos y privados, en el establecimiento y fuera de él.
  • Fomentar el desarrollo de la inteligencia y del pensamiento autocrítico y constructivo.
  • Estimular la participación en la vida cultural y social a través de los intereses vocacionales y las actividades artístico-recreativas.
  • Asumir la responsabilidad de los actos personales y de sus consecuencias.
  • Discernir la esencial interdependencia de los recursos biológicos y físicos del medio.
  • Condenar los prejuicios raciales, religiosos, sociales, económicos, políticos, etc., y aceptar la diferencia de sexo en el marco de mutuo respeto y consideración.
  • Beneficiar el desarrollo de habilidades físicas, así como la formación de hábitos que conduzcan a una buena salud.
  • Practicar normas de cortesía, puntualidad y disciplina, como medios de la formación integral de la personalidad.
  • Tomar conciencia de que los grandes objetivos del país tienen prioridad frente a los particulares.